Relaciones y Consejos

Mi Ex se casa con alguien que se ve exactamente igual a mi

La eterna búsqueda por la pareja perfecta

hombres iguales

Todos tenemos un doble en alguna parte

A muchos nos ha pasado que luego de una ruptura poco agradable, al tiempo nos dicen que la ex anda con alguien que podría pasar por nuestro hermano gemelo, el choque emocional que esto produce puede ser realmente devastador, pero es porque nos dejamos llevar por la frustración del momento al ver a esa persona que nos terminó con una copia barata nuestra. Pero el caso es que desde un principio nosotros también éramos una copia barata de alguien más. Como personas nos sentimos incompletos en algún punto de nuestras vidas, ese vacío emocional lo tratamos de llenar con alguien en específico, una imagen de nuestra pareja perfecta se nos imprime entre ceja y ceja, y, de allí comienza la búsqueda terca por la persona ideal; no nos fijamos en lo quien realmente necesitamos sino en quien creemos querer. Este comportamiento solo refleja nuestra inmadurez emocional y lo poco que nos conocemos a nosotros mismos, el porcentaje de personas que tienen éxito en sus relaciones al seleccionar su pareja de ésta forma es tan pequeño que está más cerca del 0% que del 1%. Si fuiste víctima de una de éstas personas de seguro te sentiste asfixiado, ella seguro quería un compromiso serio más rápido de lo que alguien normalmente lo querría, por lo que el sexo sería un ritual de total entrega pero a medida que el tiempo avanzaba trato de cambiar quien eras hasta que simplemente se rindió y decidió buscar un “nuevo” horizonte.

La verdadera razón del doble de reemplazo

Todos tenemos un perfil físico ideal al momento de querer estar con alguien, cierta estatura, color de ojos, color de piel, tipo de cabello, etc. El problema es que llegado el punto en que conseguimos a esa persona nos damos cuenta que sus celos nos asfixian, no tiene visión de futuro, es vulgar, de poca educación e instrucción académica; en fin, la cantidad de defectos que afloran sobrepasan nuestras expectativas más allá de nuestros niveles de tolerancia. La persona que antes parecía perfecta se vuelve un problema que debemos solucionar y sin previo aviso cortamos la relación, sólo para buscarnos a otra de la misma estatura, con el mismo estilo de cabello, etc. Pero ahora también queremos que tenga ese algo que nos encantaba de nuestra última ex pareja, por lo que agregamos a la lista de cualidades físicas algunas exigencias en cuanto a la personalidad. Pero ¿por qué en un principio hubo un modelo ideal? ¿Qué nos impulsa a elegir un tipo de físico en particular? Pues, diariamente estamos bombardeados por imágenes de la mujer perfecta y/o el hombre perfecto, televisión, revistas, entre otros; así pues comienza nuestra travesía de tropezarnos siempre con la misma piedra hasta que nos cansamos e intentamos otra ruta.

Lo que de verdad queremos y necesitamos

abuela madre hija

Una generación mejor que la otra

Una vez que nuestra experiencia crece, tanto en el sexo como en el compromiso que implica una relación con una persona cada vez más diferente (psicológicamente hablando) de nuestro primer intento, comenzamos a comprender aunque no nos guste aceptar que buscamos una versión que reemplace a quien antes cuidaba de nosotros y que ahora dejamos atrás, de allí que el primer amor de una mujer sea su padre y que nuestras madres le enseñen a nuestras novias a preparar la comida que más nos gusta y de la manera en que nos gusta, nos damos cuenta que el éxito de una relación se basa en un compromiso con nosotros mismos de hacer que las cosas funcionen tratando de adaptarnos a esa persona sin perdernos en el camino y que amamos a la otra persona por sus defectos que son lo que la hacen diferente del resto aunque por fuera se vea igual. Es por ello que aunque en primera estancia nos podemos sentir confundidos al ver a nuestra ex saliendo con alguien igual a nosotros, no tiene sentido armar un alboroto, pues ya no eres como esa persona, hablando a un nivel personal ambos están a años luz de distancia, tal vez tu ex ahora esté a punto de casarse con alguien que luce como tú pero aunque incluso compartan algunas similitudes en sus personalidades esa nueva persona NO ERES TÚ, si al estar con esa nueva persona solo trata de reemplazarte entonces esa relación estará condenada al fracaso porque nadie será capaz de ocupar tu puesto de la manera que tú lo hiciste. Por otra parte si está por hacer una vida con esa persona entonces simplemente debes aceptar que al fin consiguió lo que siempre había querido, y que en su momento no lo quería contigo. Te aconsejo que al elegir tu pareja a largo plazo veas como lucen su madre y su abuela ya que así se verá ella en un futuro.